Alberto Núñez Sanz


Alberto Núñez Sanz

Biografía

Nacido en el municipio de Madrid, tengo 61 años y segunda residencia en Cercedilla.

Estudié bachiller superior y C.O.U. en el colegio San Alberto Magno de Madrid.

Comencé a trabajar, como aux. administrativo, en las oficinas de Madrid de la aerolínea Spantax ( existente hasta el año 1988 ), aunque solo por unos meses, pues en ese mismo año trasladó su sede y oficinas centrales a Palma de Mallorca.

En el año 1980, ingresé por oposición como ordenanza en el cuerpo subalterno del Banco de Crédito a la Construcción. Posteriormente, después de la absorción por el Banco Hipotecario de España, accedí mediante oposición restringida a la escala administrativa como auxiliar, en el año 1984. Desde ese año, trabajé desde su apertura en las nuevas sucursales de Vitoria Gasteiz ( hasta el año 87 ) y Toledo ( hasta el año 89 ). A continuación me incorporé al Departamento de Tesorería en los Servicios Centrales, en Madrid y en marzo del año 1993, mediante baja voluntaria incentivada, rescindí mi relación laboral para dedicarme como persona física a la compra-venta inmobiliaria ( confieso que he especulado en el mercado inmobiliario ), lo cual finalicé cuando estalló la burbuja y llegó la crisis.

Desde entonces me encuentro en paro.


Motivación

Tengo apego al pueblo de Cercedilla, ya que muchas e intensas etapas de mi vida se han desarrollado allí desde niño.

Aparte de su ubicación, me gustan sus montañas, la Peñota grande y la pequeña, el collado de Marichiva, Majavilan, Siete Picos, la Fuenfría, el Puerto de Navacerrada, la Maliciosa, sus bosques, sus caminos y fuentes, su fauna y su flora, que debemos conservar.

Me gustan la plaza del pueblo, la ermita que reconstruyó mi abuelo, las Dehesas, la estación de tren con sus dos túneles, el otro túnel por donde pasa la carretera y debajo el río Guadarrama y su puente romano. Me gusta el mal llamado funicular y sus vías estrechas.

Me gusta su gente y sus fiestas patronales. Allí conozco a mucha buena gente, también tengo muy buenos amigos.

Pienso que desde el ayuntamiento se puede empujar para conservar y preservar su riqueza natural y no ver el Parque Nacional como algo para sacar rentabilidad. Quisiera que se controlara el desarrollo desde un punto de vista ecológico.

También quisiera que vuelvan al ámbito de la gestión municipal todas aquellas funciones que realizan empresas privadas.

También me gustaría que el ayuntamiento no olvide a los que no tienen trabajo, necesitan ayudas o viviendas sociales.

Quisiera que el ayuntamiento aumentara los actos culturales gratuitos.

Me gustaría un pueblo en el que primen los peatones y no lo coches.

Y, por supuesto, un ayuntamiento sin maltrato animal y que cuide y conserve las plantas y animales de su entorno.