Antonio Javier Romero Alfaro


Antonio Javier Romero Alfaro

Biografía

Tengo 43 años, soy trabajador social, estoy casado y soy padre de una hija y un hijo.

Laboralmente he desempeñado mi labor principalmente en los campos de las toxicomanías y la dependencia.

Siempre muy cercano al movimientos asociativo, me acerco más a la militancia social a partir del 15 M, involucrándome activamente en espacios como la Marea Ciudadana, la Marea Naranja o el Plebiscito Ciudadano.

Formo parte del Círculo de Podemos Puerto Real desde sus inicios. En 2015, y de forma colectiva, promovimos desde el Círculo un proyecto municipalista como "Si Se Puede Puerto Real" con el que nos presentamos a las elecciones y desde entonces ocupo la alcaldía de Puerto Real.


Motivación

Compromiso.

Creo que el sistema en el que vivimos esta enfermo, es manifiestamente injusto y necesita una transformación. No confío en las élites para que pierdan sus privilegios y pienso que para que ésto sea posible, la gente normal tiene que implicarse en querer construir un mundo mejor.

Creo en el municipalismo como herramienta de cambio. En el pensar globalmente, y actuar localmente. En los Ayuntamientos como instrumentos para mejorar la vida de las personas que habitan sus pueblos; y para cuidar el entorno y el medio natural que los conforman.

Creo que estamos en un momento clave, en la que los movimientos reaccionarios están creciendo, culpando de los problemas que genera el sistema en el que vivimos a los más desfavorecidos; generando odio entre los que tienen muy poco y los que no tienen nada. Una dinámica que la historia nos ha enseñado hacia donde conduce.

Creo que los Ayuntamientos que nos llamaron del cambio, están llamados a convertirse en espacios de resistencia, en los que se defienda la democracia, la solidaridad y la justicia social.

Creo que estos 4 años han sido muy formativos, que tenemos que continuar el trabajo que comenzamos, que debemos también evitar errores que hemos cometido y aprovechar la experiencia que hemos obtenido; que la institución es un espacio hostil, y que es imprescindible trabajar con mucha unión, confianza y en equipo, para hacerla más amable, menos dura y más eficaz.