Jose María Prieto Bonilla


Jose María Prieto Bonilla

Biografía

Tengo 40 años y soy de Jerez donde vivo desde hace 6 años.

Tengo pareja y dos hijas en edad escolar.

Comencé mis estudios universitarios de la licenciatura en matemáticas en la facultad de ciencias de Puerto Real no pudiendo finalizarlos por motivos personales pero habiendo superado varios cursos.

Tras muchos años fuera de mi tierra, mi vuelta a Jerez se dió en 2013 y, desde entonces, vivo cerca del barrio donde me crié.

Nunca antes de Podemos milité en ningún partido político aunque desde hace muchos años fui político de bar y plaza.

Suelo marcar el nacimiento de mi primera hija como el momento en que la política en mi vida pasa de ser una charla tras otra en cualquier lado a un esfuerzo mediante mi implicación en diferentes lugares y luchas esforzándome realmente en aportar mi granito de arena a la posibilidad de cambiar el mundo.

A principios de 2014 asisto a la segunda reunión del círculo de Podemos Jerez y decido participar en él. Desde entonces he formado parte del Consejo Ciudadano que inauguró la andadura de Podemos en Jerez así como del actual habiendo desarrollado tareas muy diversas.


Motivación

Me motiva la indignación que me produce el que cada día cueste más gritar por esos derechos que debiéramos tener, el que cada vez sea más facil culpar al último de las penas del penúltimo, el que cada día haya más diferencias entre las posibilidades que tiene la hija de una trabajadora de salir adelante con las que tiene la hija de alguien con mucho dinero, el que un mayor valga cada vez menos pensión, el que un trapo sea capaz de hacer olvidar miserias, el que se apunte a la educación o la sanidad pública, el que se maquille el agua como negocio, el que haya quienes entran a gobernar ayuntamientos para pasar 4 años con los menos problemas posibles y aprovechándose de ello, el que se normalice que en la hostelería se trabajen 12 horas diarias con 2 dadas de alta y una miseria de sueldo, el que las grandes empresas paguen muchísimo menos impuestos que las cooperativas o los autonomos, el que se le quite el impuesto de sucesiones a quienes heredan más de 1 millón de euros, el que se dedique el dinero público a cosas que claramente no debían ser prioritarias, el que haya quienes no tienen techo, el que haya quienes pasan hambre, el que se mire de donde se es en lugar de como se es, el que vayamos en dirección contraria...y estar convencido de que, con gente como la que me rodea en este proyecto, pudiéramos cambiar de rumbo.