Maria Aniorte Esclapez


Maria Aniorte Esclapez

Biografía

Tengo 41 años, soy ilicitana, enfermera y madre de dos niños, uno biológico y otro adoptado de origen etíope.

He trabajado como enfermera neonatal en el hospital de La Fe de Valencia durante 9 años, pero las ganas por vivir nuevas experiencias y de encontrar un lugar dónde mis hijos encontraran una sociedad más justa socialmente y un mejor sistema educativo hizo que nos trasladáramos a vivir a Suecia. Allí trabaje como enfermera en el servicio de geriatría y tras 4 años me trasladé a Noruega dónde trabajé en un hospital de neurorehabilitación y de cuidados paliativos.

Tras esos años en el norte de Europa buscamos un lugar tranquilo, seguro y rodeado de naturaleza y decidimos probar en Ibiza. Me encantó desde el primer momento su ritmo tranquilo, la vida rural, los mercadillos artesanos y ese concepto de vida alternativa como herencia de la época hippie . Vivimos en el norte de la isla desde hace 4 años, en la cala de Portinatx dentro del municipio de Sant Joan de Labritja.

Siempre he sido sensible a las injusticias sociales y he defendido a los colectivos más vulnerables. Con mi primer trabajo como cajera, con 19 años, apadriné junto a mi pareja un niño de Perú hasta que éste cumplió la mayoría de edad.

Me encanta la naturaleza, el senderismo y soy amante y defensora de los animales. He tenido siempre animales adoptados y soy socia de diferentes ONGs defensoras de los derechos humanos y animalistas.


Motivación

Las Islas Baleares rodeadas por el mar Mediterráneo, debería liderar la solidaridad con los migrantesl, el cuidado del medio ambiente y el turismo sostenible.

Como mujer, madre y profesional socio-sanitario quiero reivindicar y luchar por una sociedad dónde la igualdad entre hombres y mujeres sea efectiva con políticas de conciliación laboral y familiar, las escuelas infantiles municipales gratuitas son un buen ejemplo, dónde los jóvenes y los mayores tengan sus necesidades cubiertas y su ocio garantizado con centros de dia y con centros juveniles en su localidad.

Considero que si Podemos consigue el apoyo de la ciudadanía del municipio de Sant Joan de Labritja se podrá hacer política desde la participación ciudadana y desde las necesidades reales de su población, desde el feminismo y desde la protección del medio ambiente.