Marina Liberato Olmedo


Marina Liberato Olmedo

Biografía

Soy Marina Liberato Olmedo, nací en 1975 en Melbourne (Australia), mi infancia se repartió entre dos grandes ciudades, Sidney (a donde nos trasladamos al poco de nacer) y Cádiz. Con 19 años me fui a vivir a Sevilla para estudiar Pedagogía. En el 2.000 encontré mi primer trabajo como Técnica en Jerez. Hasta que me instalé en la calle Évora, viví de alquiler en diferentes zonas de la ciudad dándome la oportunidad de ver en primera persona las desigualdades entre los diferentes barrios culpa de una gestión clasista de sus gobiernos. Siempre he sido un poco "ratona de biblioteca", no he parado de estudiar, de aprender. Tengo estudios en Psicología, Antropología Filosófica, hice un máster en PRL, experta en plataformas e-lerning, especialista en investigación-acción participativa (a nivel técnico base de todo empoderamiento), Técnica Superior en Orientación Laboral, Mediadora en Violencia de Género (con más de 1.000 horas de formación en feminismo). También comencé el Doble Grado de Sociología y Ciencias Politicas que aun no he podido finalizar.

Llevo en Podemos desde sus inicios, activamente en los Círculos, a pie de calle algo más tarde, al estar en tratamiento de cáncer de mama (posteriormente he superado otro en el cuello del útero). La Reforma Laboral, los recortes me llevaron al desahucio. Tengo secuelas, pero para la S.S. si soy acta para trabajar. Me encuentro sin ingresos, entresemana en casa de mi hermana y el fin de semana en la de mi compañero, para no ser una carga.


Motivación

Después de más de 20 años en el mundo de la Educación, trabajado con mujeres inmigrantes, llevar a cabo una investigación sobre el Marco Jurídico de la Inmigración, otro sobre la orientación escolar en la Escuela Comprensiva (diversidad e interculturalidad), formar a docentes en coeducación, diseñar planes formativos en Interculturalidad y Educación, prevención del fracaso escolar, trabajar en asentamientos chabolistas, traer niños y niñas Saharaui del programa Vacaciones de Verano, ayudar a mujeres empresarias en Tánger con ATIME, Andalucia Acoge, la MPDL y Escuelas por la Paz... me di cuenta que no era suficiente. Era el momento de dar un paso, pasar del activismo social al político, vocación de Servicio Público.

Creo que he hecho prácticamente de todo en Podemos, siempre a nivel interno. Desde el 2D la realidad es otra, ésa que no creíamos posible nos alcanzó. Es el momento de dejar de lado los intereses y diferencias, ser responsables y salir de ese segundo plano. Nunca había sentido miedo por una posible dictadura, el fascismo que atraviesa toda Europa lo hace posible. Ahora es el momento de dar otro paso más, ser consecuente conmigo misma, de luchar desde las instituciones.

Me niego a que mi hermana siempre esté asustada por perder su trabajo, me niego a que mi cuñado siga dando tumbos de El Cairo a Libia, a Alemania, a Canadá para poder darles a mis sobrinas un techo, comida, ropa... ¡Me niego a ser una carga! ¡Me niego a tener miedo! Mi motivación: mis dos sobrinas.