Rafael Gisbert Sanjuán


Rafael Gisbert Sanjuán

Biografía

2° hermano de 5 varones hijos de ama de casa y agente comercial.Nací en la calle San Mateo.Mi infancia transcurrió en el barrio,en la calle,en La Glorieta.Estudié en Salesianos Centro de los 7 a los 14 que acabé el Bachiller Superior.En el Pare Vitoria cursé el C.O.U.

No teniendo ninguna vocación,a los 16 me matriculé en Ingeniería Técnica que abandoné a los 3 meses.Con 17 oposité a Banca llegando hasta la entrevista final a la que acudí con cazadora,pantalones y botas vaqueras y con una melena hasta los hombros.Cogieron a 2 que fueron con traje y corbata...menos mal.

A los 18 hice la mili de voluntario en el Vizcaya-21 donde fui el cartero.Tras 21 meses de mili trabajé con mi padre vendiendo telas por toda España.

A los 24 monté una hamburguesería.A los 27 trabajé de camarero en la famosa Moon Light.A los 29 fui gerente en el tablao "Jerez", primer tablao de sevillanas alcoyano.

Al año siguiente me fui a Lanzarote al hotel Los Zocos y al siguiente a Menorca 2 años al hotel Falcó.

Acumulé 2 años de paro que dediqué a preparar oposiciones a bombero,consiguiendo la plaza a los 35 en la primera oposición.Tras 25 años de bombero,me jubilé el año pasado a los 60.

Padre de trilliz@s,2 chicas y un chico que cumplirán 22 el mes que viene.Divorciado en el 2015,no tengo pareja,vivo sólo y mantengo buena relación con mis hij@s y con su madre.

Practiqué judo en mi juventud y jugué al futbol hasta los 40 que fui padre.Me gusta salir a caminar,el yoga y la astrología.Soy vegetariano.


Motivación

Mis motivos tienen nombre propio, Aymar, India y Yaiza, mis hij@s sin futuro como tantos otros jóvenes.

También me preocupa la situación a la que hemos llegado pasando del estado del bienestar al estado de los desahucios, de la ley mordaza, de vaciar la hucha de las pensiones, de los recortes, del paro, del trabajo precario, de la corrupción por doquier, de la podredumbre de la ¿justicia?, del desprecio a la Madre Tierra...

Pocos tocan la cárcel, nadie devuelve un euro robado, la Iglesia 11.000 kilos al año, la monarquía otros 8.000, todo atado y bien atado para que todo siga bajo el control de unos pocos amparados en una falsa democracia y en una más falsa Constitución.

Quiero poner mi granito de arena para dejar a to@s nuestr@s hij@s un futuro donde se puedan cumplir sus sueños y donde desaparezcan las injusticias sociales, raciales, xenófobas, laborales, de género y tantas otras.

Pienso que la política es la forma más directa para cambiar las cosas. Las leyes las hacen los políticos, y son las leyes las que nos hacen la vida agradable o nos amargan la existencia.

Al SISTEMA hay que atacarle y cambiarlo desde dentro con políticos con vocación de hacer leyes para las personas y no para las multinacionales y el Poder económico. Políticos honrados y honestos que no se vendan a las oligarquías que son las que dictan realmente esas leyes que ellos tan solo se encargan de firmar.

En ese sentido, me considero incorruptible y con ganas de seguir intentando cambiar las cosas.